Inicio/Home  |  ¿Quiénes Somos?  |  Suscríbase  |  Foros  |  Links  |  La Libreria  |  Correo  | RSS feed

 
foros
Inicio
 
 Noticias
 Calendario
 
 Testimonios
 
 Boletín
 
 Presencia
 
 Programas
 Matrimonios
 
 Cursos
 
 Encuentro Latino
 
 Mexico
 
 ¿Quiénes Somos?
 Predicadores
 
 Libreria
 
 Eventos Ya Pasados
 
 
 
tienda
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Inicio > Testimonios
Un Testimonio Vivo
por Ileana H. y Fernando B., 2010.09.15
Share |

Cristo se hizo realidad, tuvo cara, cuerpo y espíritu desde el día que fue introducido a nosotros por un grupo de jóvenes de la iglesia de San Felipe de Pasadena California. Yo había escuchado de Cristo por mi madre, abuela, mi catequista y mi propia Iglesia de Mérida Yucatán. Con tanto trabajo desde muy chiquita, desafíos de la vida, pruebas, problemas familiares etc., Cristo no era un personaje vivo en mi vida. Era solo un nombre, un alguien a quien teníamos que adorar rutinariamente. Ese Amor bello no se podía sentir en mi familia, ni con mis tíos o tías de parte de mi padre o madre.

En mi familia, igual que la mayoría de las familias con padre alcohólico, la comunicación no existía. Llegue aquí a los 14 años de edad. Viví con uno de mis hermanos mayores en Pasadena, California. Mi vida no cambio. Al contrario, trabajaba más e iba a la escuela, pero con demasiada soledad y con otro idioma para fregar. A pesar de muchas estupideces que cometí por mi falta de experiencia en la vida y mi machismo, Cristo nunca se  alejó de mí. Trabaje día y noche y yendo a la escuela para superarme conocí el pecado del libertinaje. Pero Cristo todavía seguía conmigo. Yo, lo sentía! Pero no sabía que era eso que me alejaba del mal camino, ni quien era el que me decía, "No lo hagas, aléjate." Y como mariposas me brotaban en el estómago cuando estos pensamientos me llegaban.

El grupo de Jóvenes me llevo a Carismas en Misiones. Ese primer mes tuvieron un retiro, donde llore tanto y no supe por qué. Me sentía que alguien me estaba dando cubetasos de agua fría, diciéndome, "Abre los ojos. Soy yo, tu padre."  Luego, sirviendo comidas a los destituidos (homeless), fue cuando llore de verdad y dije, "quiero conocerte, Cristo."

Conocí a mi esposo en el grupo de Jóvenes. Y el padre que nos casó fue Padre Raúl Cortes, que tiene su Parroquia en Norwalk, California. Mi esposo y yo regresamos a Carisma en Misiones, tomamos cursos bíblicos y nos involucramos en el coro. Conocimos a Marilyn Kramar, Guillermo Valencia, a Miguel y muchos otros grandes maestros y compañeros. Ellos fueron  los apóstoles que nos enseñaron la cara, cuerpo y espíritu de Cristo. Ellos compartieron el Espíritu Santo que Dios les dio, (a nosotros). Gracias a que fundaron nuestro matrimonio en Piedra, amarrado con Cristo Jesús, tenemos Luz.

Hoy escuche de ustedes y los vi de nuevo en el Encuentro Latino por medio de la internet. Mi corazón brinco de alegría y ganas inmensas de verlos, abrazarlos, y decirles Que Dios los bendiga. Discúlpenme, sé que no les he hablado de todo lo que Dios ha hecho con nosotros. Es tanto. Con Carisma en Misiones no he estado sirviendo. Pero servimos en San Felipe, Sagrado Corazón. Ahora estamos en San Andrés, Pasadena, CA. Somos Catequistas renovados, Tenemos grupos de Padres aprendiendo a leer la biblia, liturgia de niños los domingos y somos parte del coro también los domingos. Con el permiso de Dios estaremos yendo a tomar clases comenzando el próximo Martes a las clases bíblicas en la Porciúncula de Carisma en Misiones.

Dios los bendiga, su hermana,

Ileana  H. y Fernando B.

 


URL: http://www.carismaenmisiones.com/cms/testimoniovivo.shtml
Arriba Arriba Arriba Email Email  Imprimir


Nuevos Artículos
¡Queremos recibir tu testimonio!
Mi Testimonio
Un Testimonio Vivo
El Amor de Dios
Tenés que salir detrás del telón
Un testimonio vivo

Carisma en Misiones, Centro Católico de Evangelización - 3546 Percy Street, Los Angeles, CA. 90023 -- Teléfono ( 323 ) 260-7031
(Estamos situados a un bloque al Norte de Whittier Blvd., yendo por la Calle Esperanza... vaya a la Izquierda en Percy St., entre La Indiana y Lorena).
spacer